Editorial: El Momento de Junior Exige Más Apoyo y Menos Crítica

-Por: Francisco Ruiz

El hincha de Junior es muy singular, quienes tienen la experiencia de haber jugado en el Metropolitano suelen declarar que la hinchada rojiblanca es una de las más exigentes de nuestro país, muchas veces no basta ganar, sino que al hincha tiburón le gusta dominar y si es goleando mucho mejor. A pesar de ello me causa especial curiosidad observar que tras cada partido hay un gran volumen de críticas, (que no son todas negativas pero si lo es una porción importante de éstas), todo ésto contrastando con la excelente campaña que está cuajando Junior en esta temporada.

El año de Junior es muy particular: un primer semestre para el olvido y una segunda mitad de año que hasta aquí tiene peleando al equipo de curramba en  las 3 competiciones en que arrancó, todas con aspiración seria al título por parte del tiburón; podríamos encontrar parte de la explicación del descontento de algunos en ese pasado reciente de fracaso, o tal vez sea el estilo de juego que plantea Comesaña, que en ocasiones toma medidas para lograr un equilibrio defensivo, sin embargo ese escepticismo suele ser desbordado en la mayoría de los casos y el momento de Junior nos convoca a cosas distintas. Por todo eso es necesario que pongamos los pies en la tierra y reconozcamos el enorme esfuerzo que jugadores y cuerpo técnico están haciendo para tener al equipo competitivo en los 3 frentes.

Hay que hacer un reconocimiento especial al profe Julio Avelino Comesaña, el planteamiento del último partido en Brasil por Copa Sudamericana ante Sport Recife resultó ser un éxito total, nadie más lo visualizó así y sin embargo cada movida de sus fichas fue clave. Sus apuestas por Yony Gonzalez y Matias Mier marcaron la diferencia. Los hinchas debemos aprender a tenerle paciencia a “pelo’eburra” porque nadie conoce mejor al equipo que él y en las instancias que vienen el papel de los aficionados será fundamental alentando y apoyando el equipo, en este punto de la competencia se comienzan a definir los grandes éxitos o los dolorosos fracasos y la unión del juniorismo será vital.

No hemos ganado nada, pero estamos en el camino correcto, habrá que avanzar con prudencia pero la ilusión debe estar intacta, es el tiempo de que la hinchada se apersone de este momento y lo que la circunstancia exige es apoyo incondicional, el Metropolitano merece estar lleno para lo que viene y cada equipo que llegue debe sentir el rigor de más de 40 mil hinchas alentando al tiburón: debemos ser el jugador número 12.

Sígueme en @faruizt

You May Also Like

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: